En esta nueva era de aparatos electrónicos, medios de telecomunicación digital, usos de redes sociales e intercambio de datos en la nube, presentar opciones de entretenimiento de antaño parece retrogrado, a menos que sea presentado con calidad y buen enfoque.

El pasado domingo 19 de Noviembre, los habitantes de San Martín Tilcajete fueron testigos de la representación de una obra teatro ecológica llamada “Galapago” que cuenta la hazaña de una tortuguita para salvar el río y a su abuela.

Los niños y las niñas de la comunidad empezaron a llegar uno por uno a la explanada del ayuntamiento, justo cuando el sol estaba empezando a decaer, como eso de las tres y media de la tarde, dio inicio la comparsa encabezada por la música prehispánica del grupo de actores “Cara Pacho Teatro”, originarios de Ayutla Mixes. Rodeados de la alegría de los niños y niñas que caminaban al ritmo del tambor y la flauta por las principales calles de la comunidad, las autoridades que también acompañaron a esta calenda junto con los habitantes del pueblo de los alebrijes, llegaron al lugar de la presentación de la obra. Cabe mencionar, que también estuvieron presentes las integrantes del Centro de Derechos Indígenas Flor y Canto quienes impulsaron está obra junto con la parroquia de San Martín Obispo, el H. Ayuntamiento de San Martín Tilcajete y el comité local por el cuidado y defensa del agua de la comunidad para seguir fortaleciendo en los futuros herederos y herederas del agua la importancia del vital liquido.

Antes de ver la gran hazaña de la tortuguita para salvar el río, el presidente del Ayuntamiento dio la bienvenida a los presentes “que lo hoy se diga, que lo que hoy se haga, sea una pequeña semillita que siembre en estos niños la importancia del agua ”.

Gali, la tortuguita protagonista de la obra, sostenía una platica con su abuela tortuga, quien estaba enferma por la contaminación del agua, ella decía a Gali “ya no puedo nadar, mira como esta este río de sucio”, los niños y las niñas con los ojos de asombro escuchaba esta terrible situación que los animales de la selva vivían.

Durante el curso de la historia aparecieron en escena otros personajes, tal es el caso de la serpiente, la villana de esta historia, quien inducia a la pequeña a tortuga Gali a comprar objetos innecesarios. Las flores, junto con otros seres apáticos y vanidosos empezaron a entrar en acción; y por último, el cocodrilo, un personaje que se caracteri por su constante interacción con el público, a través de dinámicas y diálogos chuscos con un acento extraño, que un niño aseguró era francés.

Gali junto con los niños buscaron los objetos simbólicos que la abuela tortuga le había encargado para salvar el río, la participación de los niños fue muy notoria, quienes después de una reflexión sobre ¿Quiénes son los que contaminan más? ellos respondieron “los adultos”.

Entre la participación de todos y todas, junto con el gran entusiasmo de Gali, se pudo salvar al río y a la abuela tortuga. Esta gran hazaña fue celebrada con fuertes aplausos de los presentes que marcó el final de la obra. Dejando una semilla en los corazones de cada uno de los presentes, con el compromiso de defender y cuidar nuestra agua, como se dice en Zapoteco Xnizaa.

Comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *