NUESTRA HISTORIA COMO CENTRO DE DERECHOS INDÍGENAS

El Centro de Derechos Indígenas Flor y Canto A. C. es una organización civil oaxaqueña, legalmente constituida, sin fines lucrativos, independiente y autónoma, que promueve la identidad cultural, autonomía y capacidad autogestora de los pueblos indígenas. Se constituye en octubre de 1995, como resultado de un proceso de ocho años de “Encuentros y Diálogos” entre los diferentes pueblos indígenas de Oaxaca, dentro de un contexto eclesial comprometido por la vida y la dignidad de los pueblos indígenas, encabezado por el entonces Mons. Bartolomé Carrasco B. (+).

El Centro de Derechos Indígenas Flor y Canto A.C., durante veintidós años ha prestado un valioso servicio para promover y defender el ejercicio de los derechos humanos y los derechos colectivos de los pueblos indígenas utilizando como estrategias, la denuncia y defensa jurídica; la educación en torno a los derechos humanos y sus instrumentos de defensa; la asesoría en aspectos jurídicos, organizativos y políticos; la difusión de la problemática y de denuncias en casos específicos en los medios de comunicación, acciones urgentes y foros, entre otras.

En los últimos diez años ha trabajado en la defensa de las comunidades para la conservación de sus recursos especialmente en los derechos al agua.

En los últimos diez años ha trabajado en la defensa de las comunidades para la conservación de sus recursos especialmente en los derechos al agua. La estrategia de acción implementada para la defensa del agua se orienta a través de dos vertientes, una a nivel organizativo y otra a nivel jurídico, en este aspecto se promueve la Consulta para la libre determinación sobre el derecho al agua y la suspensión de la veda establecida en la región de los valles centrales.

MISION:

“Promover y defender el ejercicio de los Derechos Colectivos de los pueblos indígenas y mestizos de Valles Centrales, fomentando su organización, la educación, la difusión y defensa jurídica con respecto a su territorio y sus recursos naturales; así como la articulación de acciones tendientes a su pleno reconocimiento legal y en la sociedad oaxaqueña”.

VISIÓN:

“Flor y Canto” ha impulsado procesos de capacitación que difunden, protegen y promueven los valores comunitarios de los pueblos indígenas, logrando así comunidades más unidas y coordinadas para trabajar organizadamente. Así también, ha dejado a su paso comunidades, grupos autosuficientes y promotores que defienden sus territorios y recursos naturales.

“Flor y Canto” es reconocida por los destinatarios, grupos sociales, gobiernos en distintos niveles, actores políticos y por la sociedad oaxaqueña. También cuenta con más apoyo por parte de las Fundaciones y donantes con quienes tiene una relación de respeto, corresponsabilidad y reciprocidad.

Comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone